viernes, 14 de junio de 2013

Tras la desautorización desde Europa, el cese de María Seguí deviene inaplazable



La cúpula de la Europa ciclista, reunida en el evento más importante del año, el Velocity de Viena, ha enviado un mensaje inequívoco a España: La imposición del casco irrogaría enormes perjuicios económicos a nuestro país, que no puede permitirse bajo ningún concepto. 

España debe tener la misma normativa que el resto de los países de la Unión, so pena de constituirse en un gueto. Es más, aunque resulte anatema plantear esta cuestión, es necesario volver a equiparar nuestras reglas sobre el casco en carretera a las que imperan en toda Europa, esto es, la voluntariedad.

El "tirón de orejas" que, desde instancias europeas, se le ha dado a la política de María Seguí, es demoledor, y no deja lugar a dudas:




En la imagen, Manfred Neun, presidente de la ECF,  Federación Europea de Ciclistas, dirigiéndose a la Directora General de Tráfico para advertirle que, si se impusiese la obligatoriedad del casco, uno de los grandes perjudicados sería el turismo ciclista -que aporta anualmente millones de euros al Estado, y que, con una política ambiciosa e inteligente (itinerarios ciclistas, compatibilidad con el tren, etc.), podría multiplicarse-.  A ese respecto, he aquí un enlace en el que Juan Merallo analiza con mucho rigor la realidad y las posibilidades de nuestra oferta cicloturista (http://eldelabici.blogspot.co.at/2013/01/el-necesario-boom-del-cicloturismo.html ) .


Otros botones de muestra de la generalizada preocupación europea por la política ciclista española:




 Doretta Vicini, Vicepresidenta de la ECF:

"Señora Seguí: El casco obligatorio es una medida muy perjudicial para el turismo de la bicicleta"





Käthi Diethelm, Vicepresidenta de la ECF:

"Señora Seguí, por favor, no imponga el casco en España. Sería un desastre para el turismo ciclista europeo. Gracias."







Asimismo,  otro Vicepresidente recientemente elegido, en el encuentro anual de la ECF de Bratislava de este mismo mes, Barry Flood  expresaba en su propuesta electoral que: "....En España, un país que conozco bien, la legislación sobre el casco reducirá el uso de la bicicleta, desincentivando el turismo, sin mejorar la seguridad ciclista, y ejerciendo, en cambio, un efecto erosivo sobre la ya complicada situación de la economía española".



Pero... hay más (!y no es poco!). Entre los principales gurúes de la bicicleta de todo el mundo está Mikael Colville-Andersen   
http://en.wikipedia.org/wiki/Mikael_Colville-Andersen ), cineasta, fotógrafo y experto en movilidad urbana, especialmente a través de su blog, de los más influyentes del mundo, Copenhagenizehttp://www.copenhagenize.com/). Recientemente, el periódico "ABC" se hacía eco de la noticia de que ese renombrado blog había considerado a Sevilla como "la cuarta mejor ciudad del mundo para circular en bicicleta"http://www.abc.es/videos-espana/20130510/sevilla-convierte-cuarta-mejor-2371566272001.html )  Pues bien, he aquí lo que opina Mikael C.A. : 




"Sevilla perdería inmediatamente la cuarta posición en la clasificación
mundial de Copenhagenize de las mejores ciudades ciclistas si el casco
es obligatorio. Piénselo, señora Seguí. Hay mucho dinero en juego".

Por si eso no fuera suficiente, hace una semana, Esteban González Pons, Vicesecretario general de Estudios y Programas del Partido Popular publicaba en el periódico "Las Provincias" un delicioso artículo, que, quienes vamos en bici reconocimos como susceptible de haber sido escrito por cualquiera de nosotros; estaba claro que era obra de alguien que va en bici.
Ese artículo, aparte de rezumar nostalgia y poesía, contenía una manifiestísima desautorización de la pretensión de la DGT, con María Seguí a la cabeza, de imponer el casco obligatorio en las ciudades españolas. Anteriormente había un pronunciamiento muy claro por parte del alcalde de Vitoria, Javier Maroto 
https://www.youtube.com/watch?v=agGP0KZCOJs , desde el minuto 22 ), en el mismo sentido. 

En la página web de ConBicihttp://goo.gl/1OJ4b ) y en su Facebook 
http://goo.gl/1ssA5 ) pueden consultarse las decenas de ciudades españolas que han aprobado mociones en contra de la obligatoriedad del casco. Suman ya una población de más de 13 millones de habitantes, y el número no para de crecer.

Así, cada día son más las ciudades, instituciones y organizaciones de toda naturaleza que se añaden a la lista. La señora Seguí cuenta con el apoyo a su propósito de una veintena de asociaciones de víctimas, muchas de las cuales presentan una independencia muy cuestionable, por estar vinculadas a la propia DGT, a aseguradoras o al sector del automóvil directamente 
(  http://twileshare.com/amnn ) . También se han pronunciado a su favor una organización de mandos de la policía local, aseguradoras y empresas de servicios  del sector del automóvil, alguna otra compañía, y personas a título individual, alguna tan relevante como Rafael Matesanz 
( http://elpais.com/elpais/2013/06/01/opinion/1370107924_710490.html ) , ciudadano del que este país se siente orgulloso, pero cuya vinculación y conocimiento del mundo de la bicicleta no es el mérito que le ha encumbrado.

Recapitulando: A la vista del aplastante rechazo interno, y externo desde Europa, de la pretensión de María Seguí de imponer en España el casco obligatorio en ciudad, con sus muy preocupantes consecuencias económicas, se hace inaplazable que el ministro Jorge Fernández Díaz releve de sus funciones a la Directora, reemplazándola por otra persona con talante negociador con el colectivo ciclista para mejorar de verdad el borrador de Reglamento General de Circulación -que, no olvidemos, contiene aspectos positivos-, y con voluntad de no poner palos en las ruedas de una ya pujante fuente de ingresos y de empleo,  con una descomunal capacidad de desarrollo, a poco que se la cuide.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada