martes, 11 de junio de 2013

Inauguración Oficial

Una Viena lluviosa ha acogido esta mañana, en el impresionante salón del Rathaus (ayuntamiento) la ceremonia inaugural del Velocity, probablemente el -llamémosle congreso- más importante sobre la bicicleta de los que se celebran en el mundo.

Entre las múltiples y algunas protocolarias intervenciones, la más destacada, la de Philippe Crist, del foro internacional de transportes.

En su intervención ha puesto de manifiesto algo sorprendente. De una parte, que los beneficios en materia de salud -y, subsiguientemente, de economía- del uso de la bicicleta exceden, en una proporción de 20 a 1, a los inconvenientes (eso lo sabíamos).

La  sorpresa es que, el primero de los riesgos para la salud que el uso de la bicicleta implica es el de la inhalación de humo de los escapes de los automóviles, incluso por delante de las consecuencias de los accidentes que puedan sufrir los ciclistas.

Podemos concluir, entonces, que María Seguí haría bien en preocuparse en primer lugar en pacificar el tráfico y disuadir del uso masivo del coche en las ciudades, con lo nuestra salud como ciclistas mejoraría. Eso demostraría que realmente le importa, y no que su preocupación es más bien la de contentar al lobby automovilístico y asegurador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada